sábado, 29 de agosto de 2009

Por fin TVN apuesta por derechos humanos en una serie


“Halcones y vampiros” se transmitirá el primer semestre de 2010.
La historia comienza cuando Sarmiento (Matías Oviedo) queda flechado por una joven asistente social (Francisca Lewin), en medio de un violento operativo de la CNI.

Con doce capítulos de duración, el espacio narra de manera directa la historia de una pareja (Matías Oviedo y Francisca Lewin), que investiga casos de crímenes de la dictadura a principios de los años ochenta.

Tuvieron que pasar casi 20 años desde el restablecimiento de la democracia, para que la televisión chilena se atreviera a escarbar en el tema de las violaciones de los derechos humanos. Luego de una tibia aproximación en la serie "Los 80" (Canal 13), ahora es TVN la que da un paso adelante y apuesta sus fichas a "Halcones y vampiros", la historia de una pareja que investigan los casos vinculados a una brigada de la CNI.

Según explica el director Nicolás Acuña, se trata de la historia de una brigada homónima del organismo represor, cuyos pasos son seguidos de cerca por Ramón Sarmiento (Matías Oviedo) y Laura Pedregal (Francisca Lewin). "Este es un proyecto más político que la serie 'Los 80'. Va a tener una forma distinta de encarar el tema y de alguna forma se emparenta con el género policial, muy parecida a la serie estadounidense 'La ley y el orden'", señala el realizador ("Cárcel de mujeres", "Paraíso B", "Cielo ciego").

La historia comienza cuando Sarmiento queda flechado por una joven asistente social, en medio de un violento operativo de la CNI, que la secuestra en un auto modelo Opala a plena luz del día. Estudiante de la UC y proveniente de una familia católica y conservadora, el protagonista intenta seguir su rastro, con la esperanza de conseguir justicia en medio de una época violenta.

El debut de la serie está previsto para el primer semestre de 2010, con una temporada de 12 capítulos. De la mano de Josefina Hernández, a cargo de la productora Promocine, "Halcones y vampiros" obtuvo financiamiento por $290 millones con fondos de CNTV y la otra mitad la pondrá TVN, canal que dio el vamos al proyecto el pasado lunes 24, señaló Acuña.

Respecto al desafío de poner en pantalla, por primera vez y de manera directa, el tema de las violaciones de los derechos humanos, Acuña confiesa que su propósito es "hacer un registro para la gente joven y los que vivieron eso". "Se van a ver cosas que pasaban, como cuando el MIR hacía atentados, o una vez que se robaron la bandera. Es como una serie de investigación policial bien clásica, pero en el contexto de los casos de esa época en Chile", revela el director.

El guión de "Halcones y vampiros" fue escrito por Josefina Hernández, quien trabajó codo a codo durante tres años con la periodista Pascale Bonnefoy ("Contacto"). Ambientada a principios de la década de los ochenta, la serie indaga en los hallazgos de restos de detenidos desaparecidos, como Lonquén y la Cuesta Barriga.

Para dar cuerpo al proyecto, Hernández y Bonnefoy indagaron en documentos de la entonces Vicaría de la Solidaridad y testimonios de protagonistas de la época.


La Vicaría y el caso Degollados

Tanto Nicolás Acuña, como Josefina Hernández tienen experiencias de vida muy cercanas a los convulsionados días de la dictadura militar. Mientras Fernández tenía 7 años en la época que su padre trabajaba como abogado externo en la Vicaría, el realizador es hijo de padres exiliados y era compañero en ese entonces de la actriz Javiera Parada, hija de José Manuel Parada, uno de los tres profesionales muertos en el triple homicidio conocido como caso degollados, en marzo de 1985.

"Tengo 37 años, viví en el exilio en Suecia hasta los ocho años. Después en la secundaria me tocó vivir una participación política intensa en la Feses, en el (Colegio) Latinoamericano. Me tocó vivir el caso degollados muy de cerca, era amigo de Javiera Parada", evoca Nicolás Acuña.

domingo, 16 de agosto de 2009

Personificará a una de las heroínas de la historia

Personificará a una de las heroínas de la historia

FRANCISCA LEWIN ASUME ROL CLAVE EN NUEVA NOCTURNA DE TVN
En lo que será su regreso a las pantallas y su debut en las producciones de las 22 horas, la actriz de telenovelas como “16” y “Cómplices” interpretará a una joven de bien, que a pesar de estar empezando una vida de casada, será deseada por un hombre que oculta su verdadera identidad.

Francisca Lewin ha protagonizado teleseries juveniles como “16” y “17”, y vespertinas como “Cómplices” y “Corazón de María”, entre otras, y ahora será una de las figuras principales de la nueva apuesta dramática nocturna de TVN, “Vrolok”, ya que en lo que significará su regreso a las pantallas de la red estatal y su debut en las telenovelas para adultos, la actriz dará vida a uno de los roles claves de la trama que tendrá a los vampiros como eje central.

En la producción original de Pablo Illanes y que dirige María Eugenia Rencoret, Lewin personificará a “Emilia Verdugo”, una joven de bien que pertenece a una de las familias más importantes del pueblo en donde transcurre la historia, “Santa Bárbara”, de acuerdo a lo que adelantan fuentes de la producción de “Vrolok”.

Su padre es un General de la República que está a cargo del asunto militar y/o policial del poblado, por lo que tiene un gran poder. Se trata de “Juan de Dios Verdugo”, interpretado por Marcelo Alonso, mientras que la esposa de este hombre, y madre de “Emilia”, es “Elena Medrano”, caracterizada por Claudia Di Girólamo. Además, la joven tiene un hermano que fue mandado a combatir a la Guerra del Pacífico, debido a que la teleserie transcurrirá en la misma fecha en que ese importante litigio estaba desarrollándose en el país.

Pero más allá de eso, el rol de Francisca será parte de un “complicado triángulo amoroso”, según confiesan cercanos a la actriz. Cuando parte la telenovela, ella está casándose con el médico del pueblo, “Gabriel Donoso”, personaje en manos del actor Matías Oviedo, quien vuelve a las nocturnas tras su paso por la vespertina “Hijos del Monte”. Anteriormente había sido parte del elenco de “El Señor de la Querencia”.

Y si bien hasta ahí todo parece marchar bien para “Emilia Verdugo”, la llegada a “Santa Bárbara” de un hombre que viene del extranjero, y que tiene a sus ante-pasados en el pueblo, marcará su existencia. Se trata de “Domingo Vrolok”, papel que desarrollará Álvaro Rudolphy, quien aparenta ser alguien normal, pero que oculta un gran secreto. Y de esa forma es que complicará la vida de la joven y su entorno, ya que la deseará y se interesará profundamente en ella, por lo que tratará de que caiga en sus redes.

Asimismo, la tranquila y feliz vida de “Emilia” empezará a cambiar también cuando en el poblado en el que vive empiece a expandirse una extraña plaga que provocará la desaparición y muerte de variadas personas, por lo que todos estos hechos harán que el papel de Lewin sea clave en la trama de “Vrolok”.

Cabe destacar que luego de haber sido parte de “Viuda alegre”, el año pasado, Francisca Lewin había estado alejada de las teleseries de TVN. La figura juvenil se había convertido en una de las actrices estables del elenco de las teleseries vespertinas del primer semestre de la televisora pública, desde que hizo “Los Capo” (2005), sin embargo, este año cambiaron las cosas luego de que no hubiera un papel que calzara con ella en “Los exitosos Pells”. No obstante, su casa televisiva quiso seguir contando con sus servicios y es así como hace algunas semanas se definió su incorporación a la teleserie que sucederá a “¿Dónde está Elisa?”.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Francisca Lewin se integra a teleserie de vampiros de TVN

La teleserie nocturna marcará el regreso a las producciones dramáticas de Francisca Lewin, quien durante este año se alejó de la televisión para dedicarse al teatro y a la película Teresa, dirigida por Tatiana Gaviola.

El último trabajo que la actriz de 28 años hizo en el canal público fue Viuda alegre. En la historia de vampiros será pareja romántica de Matías Oviedo e hija de Marcelo Alonso.

La trama está ambientada en 1890 y es definida como "terror romántico". La historia se desarrolla en un pueblo llamado Santa Bárbara, cuyo dueño de casi todos los terrenos es Francisco Reyes, el "villano" de ¿Dónde está Elisa?.

Las escena de la producción de época que lleva por nhombre "Vrolok" comenzaron a regristrarse el pasado 11 de agosto en una cosona de colina, entre otras locaciones.

viernes, 19 de junio de 2009

Fracisca Lewin El Blog Entrevistó En Exclusiva a Diego Casanueva: "Teresa fue valiente, transgresora que vivio intensamente sin grandes disculpas".


¿Por Qué Aceptaste Ser Parte De El Elenco De “Teresa”?


Por que me conmovio la historia de Teresa Wilms Montt y me motivo la posibilidad de recuperarla. Ademas interpretar a Vicente Huidobro era una oferta dificil de rechazar.

¿Cómo Fue Encarnar A Vicente Huidobro?


Afortunado de poder interpretarlo en su juventud y en su viaje delirante con Teresa. Es un rol fuerte, apasionado, rebelde, muy sensible y maravillado frente a Teresa. Es siempre bueno aprender mas de un poeta como el y volver a sumergirse en su espiritu y poesia.

Por Qué Crees Que El Común De Los Chilenos Conocemos Tan Poco Sobre Teresa Wilms Montt?


Por que chile es asi, descuidado con algunos personajes de su historia. Mas todavia con la mujeres. Fue marginada en todo sentido y lo sigue siendo. Eso por ser una mujer distinta a las demas de la epoca, valiente, transgresora que vivio intensamente sin grandes disculpas.

¿Cómo Fue Hacer Escenas De Sexo Con una Amiga Y Ex Compañera De Escuela como Francisca Lewin?
La Francisca lewin es simplemente maravillosa. Nadie podria haber interpretado a La Teresa como ella.. actriz virtuosa, de una belleza extrema y posee ese clrao oscuro que tanto caracteriza a Wilms Montt. Disfrute mucho cada escena con ella.

domingo, 7 de junio de 2009

"Teresa Wilms Montt es nuestra heroína"

El próximo jueves 18 de junio se estrenará la cinta que se basa en la vida de esta poetisa viñamarina que vivió en los primeros años del siglo XX y revolucionó a la aristocracia de la época.

claudia carvajal

Abogó por el voto femenino. Se identificó con la ideología anarquista y con la masonería. Quiso ser escritora cuando en Chile ese oficio no estaba permitido a las mujeres. E intentó vivir en libertad, sin las ataduras de la sociedad aristocrática y tradicional en que nació.

Fue Teresa Wilms Montt, una poetisa desconocida para la mayoría, pero con una fanaticada fiel que por fin podrá ver su historia en la pantalla grande cuando, el próximo jueves 18 de junio, se estrene la película "Teresa".

Se trata de un filme de la directora chilena Tatiana Gaviola ("Mi último hombre"), que tiene a la actriz Francisca Lewin en el rol principal y a los actores Juan Pablo Ogalde, Álvaro Espinoza, Matías Oviedo y Diego Casanueva, encarnando a los hombres que embrujó la escritora nacida en Viña del Mar en 1893.

Según Gaviola la película "Teresa" refleja el espíritu libertario de la escritora y sobre todo, rescata su belleza. De ahí entonces la importancia que se le dio al arte en la cinta. "Esta es una película de realizadores. Quedó muy bella, a la gente le va a encantar, es una experiencia bella, como la Teresa", dice la realizadora.

ESTRENO

Después de un largo tiempo "pegada" a la escritora, Tatiana Gaviola va a quedar libre de ella luego del estreno de la película. "Va a ser bueno dejarla porque ha sido un trabajo de alta exigencia. Siempre hay que conseguir más, hay que llamar a más gente. No lo había pensado, pero ahora puede ser impactante. Va a quedar un vacío, pero tal vez eso sea bueno porque podré empezar otra cosa", confesó Gaviola.

"Teresa" se estrenará con diez copias en todo Chile. Una de ellas llegará a Viña del Mar. "Su ciudad natal no podía quedar fuera", advierte. De hecho la directora está planeando realizar una función especial en la Ciudad Jardín. "Queremos celebrar con la gente de allá esta película sobre una mujer que es importante, que realizó una poesía que ha estado oculta. Es necesario que se le haga justicia. Yo creo que es una mujer bien relevante", destacó.

HEROÍNA

Según explicó Tatiana Gaviola, la Teresa Wilms Montt que se verá reflejada en la pantalla grande es "su Teresa", ya que tiene mucho de interpretación. Si bien toma como base la literatura escrita sobre la joven y otro material reunido gracias a la participación de algunas nietas y bisnietas que la sobreviven, hay mucho de creación.

Sobre la colaboración de sus familiares Gaviola destacó: "ellas han sido un gran apoyo en el rodaje y lo han hecho en forma incondicional. Hay una confianza súper grande. Ellas han vivido con la imagen de una abuela que era personaje".

Pero no sólo la mujer que se rebela con su familia se ve reflejada en la película. También la jugada, que intentó sacar la voz por otras mujeres, abrirles un camino. "En la historia de nuestro país no hay muchas mujeres. La Teresa es nuestra heroína, quiso amar y hacer un montón de cosas".

viernes, 5 de junio de 2009

Presencia De Actores De Cine Teatro y Tv En "Teresa".

Famosos actores de teatro y teleseries reviven la breve pero intensa historia de Teresa Willms Montt, en el film 'Teresa', de la directora y conocida cineasta Tatiana Gaviola, a estrenarse el jueves 18 de este mes.

Francisca Lewin, Matías Oviedo y Diego Casanueva son algunos de los protagonistas de la nueva película de Tatiana Gaviola, que se estrena en cines, todos ellos conocidos y respetados rostros de obras teatrales y de teleseries: Francisca Lewin, Juan Pablo Ogalde, Álvaro Espinoza, Matías Oviedo y Diego Casanueva son parte de la generación de recambio de la pantalla chica nacional, y además son los protagonistas de la cinta sobre aspectos de la vida de la Teresa Willms. Montt.

"Armamos un equipo joven, precioso, porque las personas reales eran muy chicos cuando sucedieron los hechos", comenta la realizadora sobre la elección de estos cinco actores que rondan los 30 años, y que ya tienen una amplia carrera en diversas producciones dramáticas.

Francisca Lewin, por ejemplo, la protagonista, es quien más rápido se ha consagrado como una de las figuras fundamentales de las producciones dramáticas de TVN. En 2003 participó en la teleserie juvenil '16', y dos años más tarde pasó a roles más importantes, al integrarse al elenco de Vicente Sabatini en 'Los Capo'. En 2007, la red estatal le ofreció protagonizar 'Corazón de María', y la instala definitivamente como uno de sus rostros jóvenes más importantes en las producciones vespertinas.

Sin embargo, sus roles tiernos -casi ingenuos- que la caracterizaron en la mayoría de las telenovelas, cambia radicalmente con su encarnación de Teresa Wilms Montt, donde interpreta a una mujer apasionada, rebelde y transgresora socialmente.

Álvaro Espinoza es Mariano Balmaceda Juan Pablo Ogalde es Gustavo Balmaceda Matías Oviedo es Horacio Mejías y Diego Casanueva es Vicente Huidobro, todos ellos muy conocidos por los televidentes.

El resto del elenco de la cinta 'Teresa' también lo componen otros rostros conocidos de la TV local como son Catalina Guerra (Luz Montt), Edgardo Bruna (Federico Wilms), Tomás Vidiella (Antonio Balmaceda) y Roxana Campos (Mama Rosa).

jueves, 4 de junio de 2009

La rebeldía y tragedia de Teresa Wilms Montt llegan al cine

Dirigida por Tatiana Gaviola y protagonizada por Francisca Lewin, la cinta que recorre la vida de la poeta se estrena el 18 de junio en las salas locales.
por Denisse Espinoza.

Hace años que el fantasma de Teresa Wilms Montt (1893-1921) rondaba a Tatiana Gaviola. De adolescente, quedó prendada de la historia de la poeta, tachada de mala madre y adúltera, que encandiló con su belleza a la escena literaria de los años 20. Pero recién en 2000 Gaviola proyectó filmar la vida de la poeta. Nueve años después, el filme Teresa está listo para estrenarse el 18 de junio.

Se trata del tercer largometraje de Gaviola, luego de Angeles (1988) y Mi último hombre (1996), película que aunque no recibió elogios de la crítica, estuvo en el Festival de Cannes de ese año. "Luego de eso quedé llena de deudas y fue difícil, por eso demoré tanto en Teresa", cuenta Gaviola, quien en los últimos años se dedicó a dirigir series para la TV..

Teresa revive el espíritu indomable de la poeta, nacida en una acomodada familia de Viña del Mar, que a los 22 años fue encerrada por su marido, Gustavo Balmaceda (Alvaro Espinoza), en un convento, luego de saber que ella era infiel. El episodio marcó el futuro trágico de Wilms Montt y es uno de los puntos clave de la cinta. "El marido no resiste que lo deje, le quita a las hijas, la somete a un tribunal familiar y la acusa de loca. Llegó a escribir una novela contra ella: Desde lo alto, que terminó por desatar el escándalo", cuenta la directora. En el Convento de la Preciosa Sangre en 1915, Wilms Montt escribe sus diarios e intenta suicidarse. Fracasa. Su destino es huir a Argentina, recibiendo la ayuda de Vicente Huidobro.

TERESA VIVE
El autor de Altazor, encarnado por Diego Casanueva, se disfraza de cura para ayudar a Teresa a escapar. No es la primera vez que se ven. En una escena anterior, ella lo divisa mientras sufre la quema de Pasando y pasando, libro donde enjuicia la educación jesuita que recibió. Mitad verdad, mitad ficción, Gaviola se toma licencias, para contar la relación entre ambos poetas. "El hecho ocurrió: huyeron juntos a Argentina, pero yo ficciono sobre cómo se conocieron. Tuvieron una relación de hermandad. Ambos tenían 22 años y el mismo conflicto familiar. Hubo una gran fascinación entre ellos", dice Gaviola.

El filme (que costó 200 millones de pesos) fue rodado en Colchagua, Santa Cruz, Iquique y en sectores antiguos de Santiago. Así, la cineasta recreó los viajes de Teresa a Argentina, España y Francia.

En Buenos Aires, su pluma dio frutos. Incorporada a la escena literaria, Wilms Montt colaboró en la revista Nosotros y publicó tres obras: Inquietudes sentimentales, Los tres cantos y Cuentos para hombres que aún son niños. Sin embargo, el sino trágico continuó. Su enamorado, el joven poeta Anuarí, se suicida y ella huye a España. Allí sigue deslumbrando a los artistas, estrechando lazos con Julio Romero de Torres (quien la pintó), Antonio Machado y Valle-Inclán. Sin embargo, su obra nunca trascendió, quizá porque nunca estuvo a la altura de su vida. Gaviola la defiende: "Publicó libros y fue prologada por Valle Inclán, lo que no lo hace cualquiera. Eso sí, estuvo reservada a escribir diarios, que era lo que estaba permitido a las mujeres".

En España, Wilms Montt se entera de que sus hijas están en París con su abuelo y viaja. El reencuentro es breve e ingrato. Su marido vuelve a quitárselas. La poeta ya no soporta y se suicida con Veronal en 1921, a los 28 años. La escena sólo se insinúa en la película. Gaviola lo explica: "Ella todavía tiene algo que decirnos. Para qué matarla. La Teresa tiene que seguir viva.

miércoles, 3 de junio de 2009

"Teresa" FILM HISTÓRICO DE FRANCISCA LEWIN CON GALANES DE TELESERIE SE ESTRENA EL 18 DE JUNIO

La película de la vida de la escritora Teresa Wilms Montt es uno de los lanzamientos más esperados de la temporada. No te pierdas el adelanto.

SANTIAGO, junio 3.- Francisca Lewin, Matías Oviedo, Diego Casanueva, Álvaro Espinoza y Juan Pablo Ogalde son algunos de los protagonistas de "Teresa", la nueva película de la directora Tatiana Gaviola, que se estrena en cines el 18 de junio.
El largometraje retrata la vida de la escritora Teresa Wilms Montt, uno de los grandes nombres de nuestra historia. Gaviola dice: "Armamos un equipo joven, precioso, porque las personas reales eran muy chicos cuando sucedieron los hechos".

La protagonista Francisca Lewin es la que más giró con este trabajo, ya que sus tradicionales papeles cándidos de la pantalla chica los cambió por el de la apasionada, rebelde y transgresora Teresa Wilms Montt.

Por el lado de los hombres, Álvaro Espinoza es Mariano Balmaceda (el amante de la escritora, Juan Pablo Ogalde es Gustavo Balmaceda (el marido de Wilms Montt), Matías Oviedo es Horacio Mejías (el enamorado que se suicidó cuando la mujer le negó su mano) y Diego Casanueva es el gran poeta Vicente Huidobro. A estas alturas, el espigado actor tiene un master en roles históricos tras personificar a José Miguel Carrera en "Héroes".

El resto del elenco lo componen Catalina Guerra (Luz Montt), Edgardo Bruna (Federico Wilms), Tomás Vidiella (Antonio Balmaceda) y Roxana Campos (Mama Rosa).

Como toda producción que se precie de tal, "Teresa" puede ser seguida en Facebook, en el Grupo Teresa La Película. Allí se pueden encontrar más informaciones.

martes, 2 de junio de 2009

Teresa”, filme sobre mítica Teresita Wilms, se estrenará el 18 de junio

Martes 2 de Junio de 2009

Fuente :La Segunda

Así la cinta protagonizada por Francisca Lewin no se topará con el nuevo éxito de Disney-Pixar, “Up, una aventura de altura”.

Un elenco joven, encabezado por Francisca Lewin, es el que caracteriza a “Teresa”, película chilena que ha reagendado su estreno para este jueves 18 de junio. La operación le permitirá evitar el revuelo mediático y de miles de niños haciendo colas en los cines debido a “Up, una aventura de altura”, el nuevo filme de la sociedad entre Disney y los estudios Pixar (“Cars”), que debuta el próximo jueves 11, fecha en que inicialmente se había anunciado la cinta nacional.

Además de Lewin —quien encarna a la escritora Teresa Wilms Montt— en el filme participan Juan Pablo Ogalde, Álvaro Espinoza, Matías Oviedo y Diego Casanueva.

La directora de “Teresa”, la cineasta Tatiana Gaviola, cuenta que se armó un elenco muy joven porque “las personas reales eran muy chicos cuando sucedieron los hechos”.
Es el caso de Vicente Huidobro, interpretado en la película por el actor Diego Casanueva. El escritor siendo un ventiañero fue cómplice en la fuga de Teresa desde el convento de la Preciosa Sangre hacia Buenos Aires. Teresa Wilms escapaba de la reclusión que había sido dictaminada por un tribunal familiar citado por su marido al saber de que ella le era infiel con su propio primo.

Según la producción de la cinta, Francisca Lewin protagoniza un cambio radical aquí. En su encarnación de Teresa Wilms Montt interpreta a una mujer apasionada, rebelde y transgresora socialmente.

El actor Álvaro Espinoza interpreta es su amante, Mariano Balmaceda; Juan Pablo Ogalde encarna a su marido, Gustavo Balmaceda, y Matías Oviedo a Horacio Mejías, un argentino que se suicidó cuando Teresa se negó a casarse con él.

martes, 26 de mayo de 2009

Francisca Lewin: Desafiando el pudor y los prejuicios





En una actuación soberbia que la hizo madurar como actriz, Francisca Lewin encarnó a la irreverente, sensual e infiel poeta chilena Teresa Wilms Montt que a principios de siglo XX conquistó y deslumbró nada menos que a Vicente Huidobro. La película la dirigió Tatiana Gaviola y se estrena el 11 de junio. Aquí, Francisca cuenta qué tal estuvo esa experiencia.

Carolina Honorato C. / Fotos: Gonzalo Romero / Producción general: Patricia Comandari /
Producción: Bernardita del Solar / Peinado y maquillaje: Francisco Mercader
alguna parte de Internet alguien escribe: “…Teresa condenada a vivir en un convento por amar mucho. Rescatada de las cenizas por Vicente Huidobro. Vagabunda del mundo, donde fue acogida con los brazos abiertos que su propia patria le cerró. Perra para algunos, santa para otros. Terminó su vida a los 28 años tras perder a sus hijas en manos de una sociedad cruel”.
“La vida de Teresa me resonó desde adolescente, desde que descubrí en una nota periodística algo que era todavía secreto, misterioso y muy castigado”, comenta la directora Tatiana Gaviola. “Vi que era una mujer chilena tapada por la historia, escritora, mujer libre, castigada socialmente y con una vida realmente de película. Por años cultivé las ganas de filmarla. Es una mujer como nos gustaría ser a muchas, rebelde, marcadora, creadora, amada y admirada… Hace años habíamos hecho la investigación y el guión, pero la película realmente empezó a producirse un día que Vicente Sabatini me dijo: ‘Ya, hagamos a la Teresa Wilms’ y entró a producir TVN. Luego se sumó otro coproductor, Jorge Errázuriz. Ganamos concursos del CNTV y del Fondo de Fomento del Audiovisual, y obtuvimos el apoyo de BHP Billiton y la Corporación del Patrimonio”.
“A la Francisca Lewin la elegimos porque es una gran actriz, trabajadora, estudiosa, con propuestas. Es una de esas actrices capaces de encarnar a un personaje”, resume Tatiana.
Francisca, el sujeto de tanto elogio, está mucho más relajada que en otras entrevistas. Ya no está tan reticente con la prensa. Es curioso, porque en las primeras entrevistas que le hicimos, ella aparece como una mujer confusa y dispersa; en cambio, hoy está absolutamente relajada, clara, sin dejar, eso sí, que uno invada su intimidad.
Esta mujer a sus 28 años, tiene magnetismo, es cautivadora, a pesar de que muchas veces asegura que pasa inadvertida por su contextura y porte. De ser así, su talento es mayor, ya que cuando encarna un personaje es capaz de convencer a cualquiera...
Es dulce, tierna y dueña de una empatía poco usual y una belleza fascinante. Francisca reconoce que para ella la actuación siempre es un aprendizaje. Apenas egresó de la Escuela de la Universidad Católica, entró a trabajar a TVN. Hizo “16”, “17”, “Los Capo”, “Cómplices”, “Corazón de María” y “Viuda alegre”; varias series y también actuó en la película de Alberto Fuguet, “Se Arrienda”. Ganó como mejor actriz en los premios Apes con su rol en “Los Capo” y fue nominada por los premios Altazor a mejor actriz por “Se Arrienda” y también este año, por la obra de teatro “Clase”, dirigida por Guillermo Calderón.

Teresa” se filmó a fines de 2007. “A mí me llamó la Tatiana, pero yo estaba en una etapa superada, entonces muchas veces le dije que no. Estaba bien reticente, hasta que empecé a indagar quién era el personaje y me empecé a fascinar… Incluso sentí susto, porque hacer este personaje era un desafío muy grande”, dice.
Francisca asume que se conmovió mucho con la vida de Teresa Wilms Montt. “El dolor por el que pasó. Ella era completamente libre”.
–¿En qué elementos te basaste para construir este personaje?
–Me conseguí todo el material que había de ella, su biografía, sus textos, sus fotos, quería impregnarme de ella, de la sensación que me dejaran sus textos, tratar de entender lo que vivió y cómo lo vivió, lo que sentía, pensaba, su opinión de las cosas... no es que quisiera racionalmente tratar de construir un personaje igual a ella, quería tratar de llegar a su sensibilidad desde la mía, sentir que la conocía, que la comprendía, así, después pude estar en un lugar desde donde vivir las cosas, desde donde mirar.
–¿Qué aspectos tuyos, de tu vida, de tus recuerdos, de tus vivencias, te ayudaron en la construcción de este personaje?
–La verdad es que mi mayor inspiración fue ella. Me conmovía profundamente su vida, su sensibilidad y desde ahí partió mi trabajo. Por supuesto que en el momento mismo de actuar todo eso se mezcla con las emociones personales, pero no con algo concreto... Quizás lo fue y ya no me acuerdo, pero principalmente mi conexión era con ella.
–¿Cómo trabajaste las escenas de sexo?
–No quería que fuera una seducción obvia, evidente. Creo que la seducción de ella tiene que ver con una mezcla de cosas: era luminosa y a la vez estaba llena de dolor, eso la hacía ser indescifrable, misteriosa. Era seductora a pesar de ella. Las escenas de sexo no fueron difíciles, tampoco son tantas, y siempre me sentí muy apoyada por la Tatiana, ella fue cuidadosa con eso. Además, está el cuidado de los compañeros con que uno trabaja. Por ejemplo, con Juan Pablo Ogalde tuve escenas bien difíciles y él siempre fue muy delicado.
–¿Te complican?
–Todo depende de cómo se hagan y el sentido que tengan para la película.
–¿Eres pudorosa con tu cuerpo?
–Por muy pudorosa que uno sea, al hacer una película y asumir un papel así, hay un momento donde uno se suelta. Para una actriz, hay cosas que son más importantes que el pudor.
–¿Sientes que eres sensual?
–Creo que puedo serlo.
–¿Dónde está el límite entre la necesidad de hacer escenas de sexo que exige un personaje y el uso que puede hacerse de ellas con fines de marketing?
–Espero que un día no tengan que utilizar esas cosas para llevar a la gente al cine. En el caso de esta película me parece que están las escenas que debían estar para llegar a Teresa y sería fome que se utilizaran por el lado marketero, no me parece necesario; pero ya todo está dado y el resto escapa de mis manos.
–¿Qué aprendiste de la vida de Teresa?Me sorprende su independencia, en todo nivel. No me refiero a la vida que le tocó vivir, donde creo que estuvo muy lejos de sentirse libre, sino a la capacidad de entender que había mucho más para ella que lo que la vida supuestamente le imponía. En una época donde era difícil para una mujer tener inquietudes artísticas o intelectuales, ella fue capaz de defender esa pulsión, que no eran sólo las ganas de ser escritora, sino que una manera de ser. También admiro mucho su dignidad. Lo que más se conoce de ella fue su sufrimiento porque es lo que quedó en sus textos, pero eso era parte de su intimidad. En las descripciones que leí de gente que la conoció, siempre decían que era una mujer dulce, alegre, encantadora, hasta cuando estuvo encerrada en el claustro. Las monjitas decían que ella era la alegría del lugar.
–¿Con qué te sentiste identificada?
–Creo que en la inquietud, la curiosidad, la sensación de querer saber más... Es un tipo de inconformismo, pero no negativo, no conformarse con lo que ya soy o lo que ya tengo, o lo que ya creo o pienso. Es una búsqueda, un movimiento constante.
–¿Qué aspectos afloraron de tu vida con este trabajo?
–Yo soy los elementos de mi vida, de mi historia y, cuando actúo, todo eso está ahí.
–¿Crees que ella hubiese sido considerada una libertina en este tiempo?
–No. Sí creo que se hubiese destacado artísticamente. Era una mujer muy sensible y eso quizás en su tiempo la perjudicó. Hoy se hubiera potenciado... ¿Quién sabe?
Francisca sigue con contrato con TVN, pero la verdad es que no sabe cuándo se integra a algún proyecto. Por el momento está concentrada en un viaje que va a realizar a Europa y a Estados Unidos, con las obras de teatro “Neva” y “Diciembre”, de Guillermo Calderón, quien además es su pareja desde hace varios años. “No me hagas hablar de mi relación”, dice firmemente y como siempre mantiene su vida privada lejos de lo público.

viernes, 22 de mayo de 2009

Francisca Lewin Estuvo En "El Lado C":

jueves, 21 de mayo de 2009

Comentario Cinefilo

Hay historias que me gustaría haber conocido antes, haber ‘llegado primero’, para descubrirlas, para poder filmarlas. Hoy conocí una que me dió envidia y automáticamente me preocupó. Una buena historia se puede farrear en manos inapropiadas, pensé. Esperemos que con la historia de Teresa Wilms Montt no sea el caso.


Nacida en una familia conservadora de Viña, Teresa Wilms Montt siempre fue un caso especial, un ejemplo de rebeldía. Se casó a los 17 años sin la aprobación de sus padres, con Gustavo Balmaceda, quien luego la internaría en un convento al ver que su mujer se comenzaba a hacer conocida en el ambiente bohemio de la época y que era, para esos tiempos, una rebelde. Conocida por su belleza e inteligencia, escapa a Argentina junto al mismísimo fundador de creacionismo, el poeta Vicente Huidobro. Al breve plazo, no sólo se hizo conocida, sino que muy querida en el ambiente intelectual argentino. Cuenta la historia que vivió en Paris, viajó a Nueva York (dónde no pudo entrar por creer que se trataba de una espía alemana), publicó múltiples libros hasta que finalmente, ahogada por la pena de no ver a sus hijas, decidió suicidarse días antes de la Navidad de 1921. “Nada tengo, nada dejo, nada pido. Desnuda cono nací me voy, tan ignorante de lo que en el mundo había”, alcanzó a escribir.

La historia de Teresa va a llegar al cine. Ojalá que no defraude, que la megaproducción no sea en vano. Que no desperdicien la historia. Tatiana Gaviola está a cargo y la siempre-linda Francisca Lewin la interpreta. Al menos el trailer promete.

miércoles, 20 de mayo de 2009

TERESA...









video

Para el 11 de junioANUNCIAN LA PELÍCULA TERESA CON FRANCISCA LEWÍN

SANTIAGO, mayo.- El jueves 11 de junio se estrenará la película chilena ´Teresa´, una creación de la conocida realizadora Tatiana Gaviola y que está protagonizada por Francisca Lewín.

El filme narra la historia de la escritora chilena Teresa Wilms Montt, una mujer que escandalizó a la sociedad del siglo XX, y que hasta el día de hoy sigue siendo un mito.

Condenada al ostracismo histórico, pocas veces se menciona a Teresa Wilms Montt como una de las grandes heroínas y escritoras del siglo XX. Rupturista y llena de sueños prohibidos, continúa siendo un mito que provoca controversias.

Junto a la gran actuación que realiza Lewin (Teresa) y con Diego Casanueva en el rol de Vicente Huidobro, la cinta biográfica retrata los últimos diez años de esta mujer chilena. Allí vemos una sociedad aristocrática y altamente machista, donde ella brilla por su belleza, inteligencia y rebeldía.

Tatiana Gaviola, productora y realizadora de múltiples documentales y ficciones para cine y televisión, realizó un gran trabajo de investigación para desarrollar esta cinta, que consistió buscar archivos de prensa de la época, la lectura de las obras de Teresa Wilms Montt, su diario y entrevistas a sus descendientes.

El filme, basado en la biografía de Teresa Wilms Montt, se da algunas licencias cinematográficas como el cambio del nombre de Vicente Balmaceda a Mariano, el cual es interpretado por Álvaro Espinoza. A él se suman Juan Pablo Ogalde como Gustavo Balmaceda; Matías Oviedo (Anuarí); Catalina Guerra (Luz Montt); y Edgardo Bruna (Federico Wilms), entre otros.

Fuente: UPI.

lunes, 4 de mayo de 2009

Narran la Historia de la Escritora Teresa Wilms Montt



La Rebelde "Teresa" llega a la pantalla grande...


Condenada al ostracismo histórico, pocas veces se menciona a Teresa Wilms Montt como una de las grandes heroínas y escritoras del siglo XX. Rupturista y llena de sueños prohibidos, continúa siendo un mito controversial. Esta historia llega el 18 de junio a la pantalla grande de la mano de la realizadora Tatiana Gaviola bajo el título de "Teresa".

Interpretada magistralmente por Francisca Lewin (Teresa) y con Diego Casanueva en el rol de Vicente Huidobro, la cinta biográfica retrata los últimos diez años de esta mujer chilena. Allí vemos una sociedad aristocrática y altamente machista, donde Wilms Montt brilla por su belleza, inteligencia y rebeldía. Una mezcla peligrosa en cualquier época.

Hace 100 años ser mujer era complejo. El destino de cualquier fémina aristocrática era casarse, tener hijos, cuidar la casa, bordar y a lo sumo, leer libros que no las hicieran pensar. Pobre de aquella que osara mostrar un signo de inteligencia, o se rebelara contra el marido o el padre, porque inmediatamente era castigada.

Hoy no es tan diferente. Se "debe" cumplir el rol de madre, esposa, hija, amante, dueña de casa y profesional. La elección de tener hijos cuando se quiera o simplemente no tenerlos; optar por no casarse; o tener sexo simplemente por deseo, sigue siendo condenado y castigado socialmente.

Una condena que se refleja muy bien en la vida de la escritora nacional Teresa Wilms Montt. Una heroína de su tiempo al decidir luchar por sus derechos y libertades, sufriendo el rigor de una sociedad que hasta el día de hoy la mantiene en el olvido.

Talentosa y Rupturista
Nacida en Viña del Mar el 8 de septiembre de 1893, fue la segunda hija de los aristócratas Federico Wilms y Luz Montt. Educada por institutrices y profesores particulares como dictaba la sociedad de la época, se suponía que Teresa sería una más de las "señoritas" que se casaría con el hombre adecuado y daría a luz a todos los hijos que Dios le diera. Agregar nieta de presidente, de sus ascendentes

Pero Teresa tenía un espíritu audaz y trasgresor. Su único deseo era escapar de la jaula de oro en que la tenía su familia, por lo que a los 17 años se arranca para contraer matrimonio con Gustavo Balmaceda, de quien estaba profundamente enamorada. Sin embargo, la familia Wilms Montt nunca la perdonó por haberse casado con un hombre que no les gustaba. Incluso, resintieron el nacimiento de las dos hijas de la pareja: Elisa (1911) y Silvia (1913).

A pesar del profundo amor que los unía, las desavenencias entre Balmaceda y Teresa comenzaron a surgir inmediatamente. Él odiaba la personalidad de su mujer, que empezó a frecuentar las tertulias, y se había adscrito a los ideales anarquistas y a la masonería. Llegó a decirle que "aquí en la tierra, la única ley soy yo", volviéndola nuevamente una prisionera de las costumbres sociales y de lo que se esperaba de ella. Ella por su parte, no había alcanzado los sueños de amor que albergaba, ni podía satisfacer libremente sus inquietudes intelectuales.

En esta búsqueda por saldar sus más profundos anhelos, comienza un intenso romance con Vicente Balmaceda, primo de su marido. La infidelidad de Teresa queda al descubierto y su marido convoca a un tribunal familiar que dictaminó el castigo que sufrirá su mujer.

El machismo se hace patente en este instante, pues mientras se celebra a los hombres que tienen varias relaciones, ella es juzgada y condenada, siendo enclaustrada en el Convento de la Preciosa Sangre en 1915. A esto se suma uno de los grandes dolores con los que cargaría Teresa durante su corta existencia: la separación de sus hijas.

La rabia de Teresa contra la sociedad y su familia, la pérdida de sus hijas, la relación con su marido y su amante Vicente; junto con el primer intento de suicidio el 29 de marzo de 1916 fueron hechos que volcó en su diario, el que comenzó a escribir mientras estaba en el convento. El mismo año en que intentó quitarse la vida, Vicente Huidobro, la rescata y la ayuda a escapar rumbo a Buenos Aires.

La historia de Huidobro y Wilms se parecían. Ambos nacieron en 1893, habían nacido al alero de una familia acomodada y ansiaban la libertad, por lo que su escape parecía conveniente para los dos. Buenos Aires, era el destino perfecto ya que Huidobro había sido invitado para dictar una conferencia en el Ateneo Hispano-Americano de esa ciudad.

En Buenos Aires, Teresa publicó su primera obra "Inquietudes sentimentales", que logró gran éxito en la sociedad argentina. Lo mismo sucedió con "Los tres cantos", donde exploró el erotismo y la espiritualidad. Es en esa misma ciudad donde conoció a Horacio Ramos Mejías - apodado por ella como Anuarí - quien se enamoró perdidamente de ella, convirtiéndose en el más trágico de sus romances al suicidarse ante sus ojos.

Luego Teresa viajaría a Nueva York, donde fue acusada de espía alemana, por lo que fue tomada prisionera y deportada a España, donde se convirtió en la musa del gran pintor español Julio Romero de Torres, e iniciaría amistad con Antonio y Manuel Machado, Gómez de la Cerna y Ramón del Valle-Inclán, con quien incluso habría escrito un libro a cuatro manos. En Barcelona publicó "Inquietud de mármol" y "Anuarí". Luego viajaría a Londres y París, aunque continuaría residiendo en Madrid.

En 1920, su suegro inicia una misión diplomática en París, y por intermedio de Vicente Huidobro logra reencontrarse con sus hijas. Pero tras la partida de las dos pequeñas su dolor se haría más profundo y el 24 de diciembre de 1921 decide consumir una gran dosis de Veronal, terminando con su vida.

La Directora
Tatiana Gaviola, productora y realizadora de múltiples documentales y ficciones para cine y televisión, su primer mediometraje ficción fue "Ángeles" (1988), sobre la historia de un grupo de estudiantes universitarios. Con su cinta "Mi último hombre" (1996) fue seleccionada para la Semana de la Crítica de Cannes.

Ahora se atreve con "Teresa".

Para llevar a cabo la película, Tatiana Gaviola realizó un gran trabajo de investigación que consistió buscar archivos de prensa de la época, la lectura de las obras de Teresa Wilms Montt, su diario y entrevistas a sus descendientes.

El filme está basado en la biografía de Teresa Wilms Montt y se da algunas licencias cinematográficas como el cambio del nombre de Vicente Balmaceda a Mariano, el cual es interpretado por Álvaro Espinoza. A él se suman Juan Pablo Ogalde como Gustavo Balmaceda; Matías Oviedo (Anuarí); Catalina Guerra (Luz Montt); y Edgardo Bruna (Federico Wilms), entre otros.

En cuanto a lenguaje fílmico, la película posee una cámara bastante subjetiva, pues pretende ver el mundo desde los ojos de Teresa.

Para dar forma al filme, la realizadora trabajó en el guión con Bernardita Puga. La producción estuvo a cargo de Patricia Navarrete; la dirección de fotografía es de Juan Carlos Bustamante y la de arte es de Hugo Tripodi; la música está a cargo de Juan Cristóbal Meza y el vestuario de Loreto Vuskovic.

miércoles, 18 de marzo de 2009

La Buena vida, obra teatral Clase y Pablo Domínguez destacan entre nominados a los Premios Altazor

Anoche se anunciaron los nominados para el premio que reconoce el trabajo de los artistas nacionales. La premiación será el 21 de abril.
18/03/2009 - 16:51

La buena vida, película de Andrés Wood, la obra teatral Clase, de Guillermo Calderón, además de una nominación póstuma al pintor Pablo Domínguez, fueron algunos de las nominaciones más destacadas de los Premios Altazor, donde la comunidad artística reconoce el trabajo de sus pares y que se anunció anoche.

La cinta de Wood, comparte el cartel de mejor dirección junto a Tony Manero y El cielo, la tierra, la lluvia, mientras que además fue nominada como mejor guión y tres de sus actrices, Aline Kuppenheim, Bélgica Castro y Manuela Oyarzún, coparon las nominaciones a mejor actuación en cine. Tony Manero, el otro filme chileno exitoso del 2008, compite como mejor guión y actor, Alfredo Castro.

La ceremionia realizada en el Museo Histórico Nacional celebró los diez años del premio, y fue presentada por Denise Malebrán y Héctor Noguera, los que anunciaron a los 32 nominados en esta edición.

Clase, la exitosa obra sobre la crisis estudiantil que se montó con éxito en el Teatro Mori, compite como mejor dramaturgia y actuaciones, para Francisca Lewin y Roberto Farías. En teatro destaca también la nominación de Tamara Acosta por Las Huachas, y Francisco Melo por El Mercader de Venecia.

Las artes visuales vieron el reconocimiento póstumo a Pablo Domínguez y su exposición Rompe-Cabezas, que se exhibió en la Galería 13, mientras que en escultura se reconoció la exposición Reducirse al máximo de Hugo Marín (Museo de Bellas Artes).

En música, una variada muestra del trabajo de la música local se vio en las nominaciones. La ópera Viento Blanco, sobre la tragedia de Antuco, y compuesta por Sebastián Errázuriz, compite en la categoría Música Docta. Destaca también el ascendente Manuel García en música alternativa y Chico Trujillo en Rock.

En literatura, algunas de las nominaciones fueron para Guillermo Blanco (Una loica en mi ventana), Jorge Marchant (El amante sin rostro) en ficción, mientras que en poesía destacan Teresa Calderón (Elefante) y el nominado este año al Premio Nacional de Literatura Oscar Hahn, con el poemario Pena de vida.

Finalmente , en televisión estuvieron algunos de los premios menos sorpresivos. Las series Cárcel de mujeres y El señor de la Querencia obtuvieron la mayor cantidad de nominaciones. El drama carcelario de TVN opta como mejor dirección en género dramático, y actrices (Paulina García y Paula Zúñiga). El señor de la Querencia está nominada en guión, actriz (Tamara Acosta) y actor (Julio Milostich y Alvaro García). Los 80, el gran éxito de audiencia del año, compite en tanto como mejor género drmático de ficción, guión y actor, por el trabajo de Daniel muñoz.

Los Premios Altazor se entregarán el 21 de abril en el Centro Cultural Teatro Cúpula en una ceremonia que será transmitida por Chilevisión.

miércoles, 4 de marzo de 2009

Obra "Las Tres Hermanas" vuelve a cartelera del Teatro Mori Bellavista

Obra "Las Tres Hermanas" vuelve a cartelera del Teatro Mori Bellavista

Martes 3 de Marzo de 2009

Fuente : La Segunda Online

Tras una exitosa temporada durante el Festival Santiago a Mil, la obra dirigida por Víctor Carrasco vuelve con una nueva temporada a Teatro Mori Bellavista desde este jueves 5 de marzo.

Santiago.- Las Tres Hermanas es un clásico del dramaturgo ruso Anton Chejov, que en su nueva versión es protagonizada por las destacadas actrices Mariana Loyola, Francisca Lewin y Manuela Oyarzún.

Además, el resto del elenco está conformado por connotados actores nacionales, Francisco Pérez Bannen, Gloria Munchmeyer, Tomás Vidiella, Diego Casanueva, Andrés Céspedes, Daniela Lhorente, Cristián Carvajal, Juan Pablo Peragallo, Edgardo Bruna, Andrés Reyes y Emilio Edwards.

Las hermanas Prosorov -Olga, Masha e Irina- viven una existencia abúlica en un pueblo de provincia, soñando con volver a Moscú. Sus únicos pasatiempos son el trabajo, cada vez más agotador y rutinario, y las visitas de los militares apostados en la ciudad. El tedio, la infelicidad y la desazón interior las envuelve y comienza a inmovilizarlas.

La llegada de Vershinin cautiva a Masha, casada con un hombre al que no ama. La joven Irina decide comprometerse con un militar retirado por quién no siente nada, con el único propósito de cumplir su sueño y partir, mientras que la solitaria Olga ve cómo su vida se consume sin poder cambiar el curso de su existencia.

La puesta en escena de “Las tres hermanas", última parte de la trilogía compuesta por “Norte” del chileno Alejandro Moreno (Santiago a Mil, selección 2008) y “Variaciones sobre la muerte” de Jon Fosse, indaga en el sentido del realismo hoy. En un espacio vasto y monocromo, los actores y sus siluetas recortadas sobre un horizonte incandescente, emprenden un viaje hacia el interior de sí mismos para preguntarse por el sentido de la crisis y la trascendencia, confrontando su material biográfico con el texto de Chejov.




Calendario:


Duración: 2 horas 15 minutos.
Temporada: desde el 5 de marzo.
Horario: jueves a sábado a las 21 horas, domingo a las 20 horas.
Valores: $7.000 general y $3.500 estudiantes y tercera edad.

lunes, 2 de marzo de 2009

Tatiana Gaviola presenta las imágenes de su filme sobre Teresa Wilms Montt, interpretada por Francisca Lewin



Domingo 1 de marzo de 2009

Por Gabriel Bahamondes / La Nación Domingo
Tatiana Gaviola presenta las imágenes de su filme sobre Teresa Wilms Montt, interpretada por Francisca Lewin

Diabla
Iconoclasta y cuestionada, la incorregible poetisa chilena se convirtió en leyenda. Encerrada en un convento por infiel, adicta a los somníferos, al opio y el alcohol, se arrancó con Vicente Huidobro a Buenos Aires y se quitó la vida en París. A 88 años de su muerte, la cineasta, Tatiana Gaviola, habla de “Teresa”, filme protagonizado por Francisca Lewin, que se estrena el primer semestre de este año y que funciona como un espejo donde mirar la historia del género femenino.

Dos años antes de su muerte, la controvertida Teresa Wilms Montt escribió en Madrid un poema para el diablo. Se llamaba "Belzebuth" y decía: "Las lámparas de mis ojos destellan fulgores verdes encendidos de amor, culpables y queriendo ofrecerse a Dios; siguen ansiosos la sombra de oro envuelta en el torbellino refulgente de fuego eterno. Belzebuth, arcángel del mal, por qué turbar el alma que se torna a Dios, el alma que había olvidado las fantásticas bellezas del pecado original. Belzebuth, mi novio, mi perdición".

En 1921, Teresa se suicidó en París a la edad de 28 años ingiriendo barbitúricos. Sangraba una profunda pena. La habían separado de sus dos hijas, la crítica social la hacia pebre y la muerte de Anuarí, un joven bonaerense con quien sostuvo un intenso pero trágico romance, palpitaba en sus sábanas húmedas.

Ochenta y ocho años han pasado desde que Teresa Wilms Montt se largó de este mundo dejando un legado oscuro, misterioso y aún no develado. "Ya basta de tanto secreto, es hora de contar su historia", dice Tatiana Gaviola.

Conmovida y encantada por la vida de la escritora, la cineasta nacional (que debutó en 1996 con el largometraje "Mi último hombre") decidió llevar a la pantalla grande los últimos diez años de Teresa Wilms Montt en un filme rodado en Iquique y Colchagua (en la Hacienda Calleuque) y protagonizado por Francisca Lewin en el rol central, Diego Casanueva como Vicente Huidobro, Juan Pablo Ogalde como Gustavo Balmaceda y Matías Oviedo como Anuarí. "Teresa fue una mujer en conflicto permanente, porque su pasión por todo la desbordaba. Tomaba mucho Veronal (somnífero) que la calmaba de su ansiedad y le permitía dormir, fumaba opio y le gustaba el alcohol", cuenta la realizadora desde su hogar en la comuna de La Reina, a pasos del cine Hoyts.


SEXO Y MUERTE

Teresa Wilms Montt nació en el seno de una familia tradicional aristócrata de costumbres muy arraigadas. Fue educada por institutrices y profesores particulares que intentaron convertirla en una dama. Pero poco a poco, fue mostrando una aversión por los cánones estipulados y una perfecta atracción hacia lo prohibido, lo incorrecto (según la época), lo cuestionable. Como la poesía, la vida bohemia y la inquietud en todos los ámbitos posibles. Así, a los 17 años se fugó de su hogar para casarse con Gustavo Balmaceda.

"Se casó contra la voluntad de su familia, pero ella quería más. Ansiaba una libertad de esas que nunca puede definir bien, pero que son ganas de algo más. Después de un tiempo se enamora de Vicente Balmaceda, un primo de su marido (N. de la R: en el filme, el primo se llama Mariano y es interpretado por Álvaro Espinoza). La pillan, la someten a un tribunal familiar, le quitan a sus hijas y la encierran en un claustro de la congregación de La Preciosa Sangre en la calle Compañía. En ese lugar escribió sus vivencias, las cosas más fuertes de su vida, como su rollo entre la muerte y el erotismo, lo que era sumamente mal visto en la época", asegura Gaviola.
Dos años antes de su muerte, la controvertida Teresa Wilms Montt escribió en Madrid un poema para el diablo. Se llamaba "Belzebuth" y decía: "Las lámparas de mis ojos destellan fulgores verdes encendidos de amor, culpables y queriendo ofrecerse a Dios; siguen ansiosos la sombra de oro envuelta en el torbellino refulgente de fuego eterno. Belzebuth, arcángel del mal, por qué turbar el alma que se torna a Dios, el alma que había olvidado las fantásticas bellezas del pecado original. Belzebuth, mi novio, mi perdición".

En 1921, Teresa se suicidó en París a la edad de 28 años ingiriendo barbitúricos. Sangraba una profunda pena. La habían separado de sus dos hijas, la crítica social la hacia pebre y la muerte de Anuarí, un joven bonaerense con quien sostuvo un intenso pero trágico romance, palpitaba en sus sábanas húmedas.

Ochenta y ocho años han pasado desde que Teresa Wilms Montt se largó de este mundo dejando un legado oscuro, misterioso y aún no develado. "Ya basta de tanto secreto, es hora de contar su historia", dice Tatiana Gaviola.

Conmovida y encantada por la vida de la escritora, la cineasta nacional (que debutó en 1996 con el largometraje "Mi último hombre") decidió llevar a la pantalla grande los últimos diez años de Teresa Wilms Montt en un filme rodado en Iquique y Colchagua (en la Hacienda Calleuque) y protagonizado por Francisca Lewin en el rol central, Diego Casanueva como Vicente Huidobro, Juan Pablo Ogalde como Gustavo Balmaceda y Matías Oviedo como Anuarí. "Teresa fue una mujer en conflicto permanente, porque su pasión por todo la desbordaba. Tomaba mucho Veronal (somnífero) que la calmaba de su ansiedad y le permitía dormir, fumaba opio y le gustaba el alcohol", cuenta la realizadora desde su hogar en la comuna de La Reina, a pasos del cine Hoyts.
El lugar que cobija a la cineasta Tatiana Gaviola es una preciosa casa de corte campestre con muchos muebles de madera. En una de las paredes cuelga una fotografía enmarcada de Francisca Lewin con Diego Casanueva en su filme, "Teresa". En su habitación, celosamente, guarda imágenes de los personajes originales (Wilms y Huidobro) como dos tesoros, como dos objetos inspiradores. "La Francisca Lewin está francamente increíble como Teresa Wilms. En la película está brillante como una quinceañera y como una mujer llena de dolores. Diego Casanueva hace de Vicente Huidobro porque tiene una cosa aristócrata que me gusta mucho. De inmediato supe que Diego era Huidobro", cuenta.

Desde el patio de su hogar, al costado de una piscina y apoyada en una mesa larga bajo un parrón, Gaviola continúa su recorrido por la vida de Teresa Wilms. "¿En qué estábamos?", pregunta. "Ahhhh, ya recuerdo. Cuando la Teresa escapa del claustro ayudada por Huidobro", prosigue. "Hay testimonios que cuentan de la cercanía entre Huidobro y la Teresa. Por ejemplo, en una biografía de Huidobro escrita por Teiltenboim, se habla de una relación con Vicente. Ambos se fugaron a Buenos Aires dejando la escoba. Él era casado con Manuela Portales, tenía hijas y familia".

Cuando Teresa Wilms Montt muere en 1921 en Francia, Vicente Huidobro la definió como: "La mujer más grande que ha producido la América. Perfecta de cara, perfecta de cuerpo, perfecta de elegancia, perfecta de inteligencia, perfecta de fuerza espiritual, perfecta de gracia". Huidobro sufría porque su padre le exigía trabajar en la Viña Santa Rita en el negocio familiar y veía con horror como le quemaban sus libros. Teresa, por su parte, se acongojaba por su reclusión, la crítica social y la lejanía de sus hijas. Ambos encontraron consuelo mutuo a sus penas. "Creo que Huidobro tenía una admiración muy grande por ella. Tuvieron una relación afectiva y erótica fuerte, pero creo que Teresa quería más. Los dos tenían 22 años y se convirtieron en compañeros astrales".


GAVIOLA: "A VECES NOS MATAN"

Cada vez que se alista para iniciar un nuevo discurso sobre Teresa Wilms, Tatiana inspira hondo y se prepara para largar un par de frases sobre su alter ego. Se toma el pelo, pierde la mirada, se ríe, se pone seria, evoca melancolía, tristeza, alegría, fuerza, inquietud. Infinitas sensaciones que le provocan un personaje al cual admira, se identifica y que le debe mucho. "Esta historia nunca ha sido contada y de ahí mi intención por hacer esta interpretación libre de su vida. Siempre he pensado que porque existió la Teresa no estamos presas, no nos siguen encerrando, pero nos matan a veces, porque el femicidio tiene que ver con no soportar a las mujeres con sus complejidades", dice.

Al igual que Teresa Wilms Montt, Tatiana Gaviola en su momento fue una incomprendida y vio con pavor como su trabajo fue censurado durante la dictadura militar de Augusto Pinochet. Estudió en la Escuela de Artes y Comunicación de la Universidad Católica en una época en que era raro estudiar cine, sobre todo para una mujer. "Han pasado doce años desde mi primera película, pero esta historia la tengo escogida antes de trabajar en cine. La descubrí y me habló siempre, me conmovió. Hay cosas de ella que no pueden pasar sin identificar a las mujeres. Teresa fue una mujer súper castigada, súper reprobada. Yo también fui censurada con mi primer documental sobre la muerte de Eduardo Frei Montalva. Me tocó vivir muchas represiones en torno a mi trabajo, entonces me identifico mucho con ella".

Ambas mujeres incisivas, tienen en común ese desafío ante los esquemas, una estampa femenina fuerte, avidez fecunda, desenfado, amor al género, incomprendidas y queridas por igual.

Una dejó sólo su recuerdo y la otra se nutre de ese legado.

"Hacer una película de la Teresa es de justicia y creo que a las mujeres les gustará mucho, pero a los hombres también porque podrán conocerlas", dice Tatiana.

"Nada tengo, nada dejo, nada pido. Desnuda como nací me voy, tan ignorante de lo que en el mundo había. Sufrí y es el único bagaje que admite la barca que lleva al olvido", escribió Wilms Montt a la hora de los adioses.



SEXO Y MUERTE

Teresa Wilms Montt nació en el seno de una familia tradicional aristócrata de costumbres muy arraigadas. Fue educada por institutrices y profesores particulares que intentaron convertirla en una dama. Pero poco a poco, fue mostrando una aversión por los cánones estipulados y una perfecta atracción hacia lo prohibido, lo incorrecto (según la época), lo cuestionable. Como la poesía, la vida bohemia y la inquietud en todos los ámbitos posibles. Así, a los 17 años se fugó de su hogar para casarse con Gustavo Balmaceda.

"Se casó contra la voluntad de su familia, pero ella quería más. Ansiaba una libertad de esas que nunca puede definir bien, pero que son ganas de algo más. Después de un tiempo se enamora de Vicente Balmaceda, un primo de su marido (N. de la R: en el filme, el primo se llama Mariano y es interpretado por Álvaro Espinoza). La pillan, la someten a un tribunal familiar, le quitan a sus hijas y la encierran en un claustro de la congregación de La Preciosa Sangre en la calle Compañía. En ese lugar escribió sus vivencias, las cosas más fuertes de su vida, como su rollo entre la muerte y el erotismo, lo que era sumamente mal visto en la época", asegura Gaviola.

lunes, 26 de enero de 2009

Clase y Diciembre, las obras del 2008, se alargan hasta el 31 de enero

Calderón monstró en el Festival de Teatro Santiago a Mil, Clase y Diciembre, extienden sus temporadas en Teatro Mori Bellavista hasta el 31 de enero. Además, en abril ambas piezas volverán a cartelera con una nueva temporada.

El exitoso dramaturgo sorprendió una vez más con su nuevo estreno Diciembre, de la compañía Teatro en el Blanco, la misma de la exitosa Neva. Esta obra se estrenó en el marco de Stgo a Mil 2009 el 15 de enero en Teatro Mori Bellavista y una vez más ha cautivado a la crítica y el público. Diciembre está compartiendo sala con el estreno 2008 de Calderón, Clase, de la compañía La Reina de Conchalí, protagonizada por Roberto Farías y Francisca Lewin.

Debido al gran éxito que han tenido durante estas presentaciones, ambas obras alargaron su temporada hasta el 31 de enero y retomarán funciones en el mes de abril, también en el Teatro Mori Bellavista.

Clase
Hasta 31 de enero
Horario: 21 horas
Valores: $5.000 general y $.3000 estudiantes y tercera edad

Diciembre
hasta el 31 de enero
Horario: 22.30 horas
Valores: $5.000 general y $.3000 estudiantes y tercera edad.

lunes, 5 de enero de 2009

Actriz Francisca Lewin está sin proyectos en TVN


"Estoy en no sé", es la manera con que la protagonista de teleseries de TVN define su situación en el canal público.

La actriz de 28 años que no está incluida ni en la telenovela vespertina del primer semestre de la red televisiva ni tampoco en la producción dramática nocturna, explica sobre su futuro laboral en la señal estatal que "estoy en conversaciones y yo creo que marzo próximo se va a definir con más claridad".

Lewin lleva cinco años en TVN, desde que protagonizó la serie juvenil 16, en el año 2003. Más tarde estuvo en 17. Ganó un premio como actriz de reparto por la teleserie Los Capo, en 2005.

Ese mismo año actuó en Se arrienda, la primera película del escritor Alberto Fuguet. Y siguió en telenovelas. En 2006 interpretó a una ambiciosa joven en Cómplices. En 2007 estuvo en Corazón de María (en foto, con el look de esa historia) y el año pasado integró el elenco de Viuda alegre.

Lo que sí tiene claro la joven es su presencia por partida doble en el Festival Santiago a Mil. Actúa los primeros 15 días del encuentro en la versión del clásico

Las tres hermanas, dirigida por Víctor Carrasco (guionista de la teleserie El señor de la querencia), donde interpreta a Irina, la menor de las hermanas. Y para la segunda quincena se presentará con la obra Clase, junto a Roberto Farías, una reflexión sobre el Chile de hoy.

"Ya se me estaba pasando la edad, era el momento para participar en este clásico", dice la actriz sobre su actuación en Las tres hermanas, Anton Chéjov. En ella comparte escenario con Manuela Oyarzún, Mariana Loyola, Gloria Münchmayer y Francisco Pérez-Bannen, entre otros.

domingo, 4 de enero de 2009

Con "Las tres hermanas", Víctor Carrasco cierra su trilogía en Santiago a Mil

Tras "Norte" y "Variaciones sobre la muerte", el destacado director cierra un año de trabajo con la obra que protagonizan Manuela Oyarzún, Francisca Lewin y Mariana Loyola. Su estreno es esta noche.
Sábado 3 de Enero de 2009
16:27
Sebastián Cerda, El Mercurio Online

SANTIAGO.- Uno de los motores de Santiago a Mil es la reunión de lo mejor del año teatral que pasó. Obras de compañías consagradas o emergentes que tuvieron un paso exitoso por salas, ganándose el derecho de estar en el Festival.

Pero hay otros que no pasaron por eso para estar en el certamen. Obras que no tuvieron que demostrar su valía en el año porque, simplemente, gozan de una confianza ciega de los organizadores de la muestra. Es el apartado "Invitados especiales", en el que algunos directores tendrán el privilegio de estrenar sus nuevos montajes.

Entre ellos está Víctor Carrasco, quien hoy ofrecerá la primera función de "Las tres hermanas" (21:00 horas, Centro Mori Bellavista), la obra con que cierra una trilogía que comenzó con "Norte" (también en el certamen, dentro de lo mejor de 2008) y continuó con "Variaciones sobre la muerte", en septiembre.

"Recibo la invitación lleno de orgullo y entendiendo que hay un trabajo que los curadores de Santiago a Mil reconocen en mí y en el colectivo. En ese sentido, es también una retribución al trabajo, al esfuerzo artístico que he hecho durante bastantes años", dice el cerebro de teleseries como "El señor de la Querencia" e "Hijos del Monte".

Con la pieza de Anton Chéjov, Carrasco pondrá punto final a un desafío que implicó un año entero de producción teatral, en el que se embarcó tras percibir los puntos en común de las distintas obras.

"Hay una idea que cruza la trilogía, que tiene que ver con la búsqueda de un lugar añorado, ideal. En el caso de 'Las tres hermanas' ese lugar es Moscú, pero va más allá. Es el lugar donde ellas, simbólicamente, encontrarían la felicidad. Y Chéjov me parece un autor muy interesante por la complejidad de llevarlo a escena. Son obras que retratan a personas muy reconocibles, que permiten una identificación muy directa. Los personajes, aunque de época, plantean problemáticas totalmente aplicables a la vida de hoy", explica.

-Además del desafío artístico que significó y del tema en común que cruza a las obras de la trilogía, ¿crees que es recomendable para el público haber visto las tres en forma sucesiva?
-Hay algo que las cruza, no sólo las temáticas y la estética. Hay algo también en el trabajo actoral, en un sello que tiene que ver con mi trabajo y con respetar las individualidades de los actores. Yo también estoy, de algún modo, reafirmando la visión que tengo del teatro, y el colectivo que me acompaña contribuye a eso. Me parece interesante seguir la obra de un director y de un grupo de actores, la progresión, ver qué ha pasado con los contenidos, con la estética.

-Se ha dicho de "Las tres hermanas" que es una obra que carece de grandes sucesos, para centrarse en el reflejo de la personalidad humana. ¿Compartes esa descripción?
-Totalmente. Lo que pasa es que los grandes sucesos de la obra son las vicisitudes internas y la reflexión que estos personajes, especialmente las tres hermanas, realizan sobre su existencia. No es una obra de "conversación", sino una sobre la movilidad interior, que hace que los personajes estén resistiéndose a la agonía de dejar que la vida siga su curso y torcerle la mano al destino. En ese sentido, está llena de pequeños acontecimientos cotidianos que son los que a uno lo movilizan diariamente para generar cambios, pero también están las trabas para producir esos cambios, y que son las que hay que tratar de vencer. Y allí está también el boicot que uno mismo hace, para que los cambios no se realicen. Hay un doble discurso, en ese sentido.

-Y qué implicó en tu trabajo como director el tener que exaltar personalidades, más allá de la historia narrada...
-Yo creo que tiene que ver con la línea de trabajo que me interesa realizar, y que es lograr que los actores identifiquen primero qué elementos del texto les son propios, que dialoguen con él, y trabajar a partir de allí, de la biografía. Es también plantearse si es que existe "la verdad" en el teatro. Yo creo que existe una manera más personal de aproximarse a los textos, con elementos propios que los actores pueden poner al servicio de la obra para generar un diálogo. Eso es lo que me interesa. No construir tipos, sino acercar el texto a mi interioridad, para que de esa cruza aparezca algo interesante, reconocible, que permita que la gente pueda identificarse, más allá de la concepción estética.

Las tres hermanas

Dirección: Víctor Carrasco
Elenco: Manuela Oyarzún, Francisca Lewin, Mariana Loyola, Gloria Münchmayer, Daniela Lhorente, Andrés Céspedes, Edgardo Bruna, Francisco Pérez-Bannen, Diego Casanueva, Cristián Carvajal, Tomás Vidiella, Juan Pablo Peragallo, Andrés Reyes, Emilio Edwards y Camila Garrido.
Duración: 150 minutos.
Lugar: Centro Mori Bellavista (Constitución 183, Barrio Bellavista)
Funciones: Del 3 al 14 de enero, a las 21:00 hrs.
Precios: $5.000 general, $3.000 estudiantes y tercera edad.

jueves, 1 de enero de 2009

Las Tres Hermanas de Chéjov Dan El Vamos A Stogo A Mil

A partir del 3 de enero y hasta el 25 del mismo mes se llevará a cabo la versión 2009 del Festival Santiago a Mil, fiesta que cada año reúne una selección de las artes escénicas (teatro, danza y ópera) que compusieron la cartelera nacional, además de un nutrido número de títulos de montajes extranjeros, conformando un listado de más de cincuenta títulos.

Uno de los montajes teatrales encargados de abrir la fiesta el día 3 de enero es la obra Las tres hermanas, dirigida por Víctor Carrasco (quien ha dirigido Las bellas atroces, Hedda Gabler y Norte entre muchas otras) tratando de respetar fielmente el trabajo realizado casi cien años antes por Anton Chéjov en su texto dramático del mismo nombre. Acerca de este interés por la dramaturgia de principios del siglo XX, Carrasco señala: “para nosotros es una necesidad estar permanentemente visitando esos textos y trabajándolos, porque son muy complejos, son difíciles y ese es el desafío”.

Las tres hermanas está protagoniza por Olga, Masha e Irina, las hermanas Prosórov (interpretadas por Mariana Loyola, Manuela Oyarzún y Francisca Lewin), quienes habitan un pueblo en la provincia y anhelan regresar a Moscú, ciudad en que vivieron en el pasado. Las tres mujeres son testigos de cómo las esperanzas de volver a la capital de Rusia se van desvaneciendo. La acción dramática compuesta por Chéjov (y hoy interpretada por la compañía RKO Fábrica de sueños) se lleva a cabo como si nada realmente estuviera sucediendo. Sin embargo, en ese lento devenir se oculta (o se hace visible) un mapeo de psicologías tristes de hombres y mujeres decepcionados.

Carrasco manifiesta ser de aquellos directores que busca que la puesta en escena mantenga un lazo tributario con el texto dramático. Es por eso que al ser consultado acerca de la necesidad de recontextualizar una historia escrita en 1901 en la Rusia prerrevolucionaria, advierte: “[el texto] requiere una relectura, pero esa relectura es a partir del texto íntegro, a partir de un texto que se respeta, a partir de un texto que funciona y que opera por sí solo”. Pero nos preguntamos cómo el trabajo de Anton Chéjov en el albor del siglo XX, dialogaría con el nacimiento del siglo XXI en un hemisferio distinto y en un mundo que ya es diferente. Según Carrasco, esa recontextualización encontraría un mejor puente en un hecho importante de Chile que él desea destacar: “[este montaje] coincide con una etapa de crisis, en donde algunos comportamientos se exacerban, donde el pesimismo empieza a ser algo de todos los días, donde hay desconfianza hacia el futuro. Estos son rasgos, también, de esa época prerrevolucionaria, donde un sistema estaba empezando a fallar, y ellos sentían que había un anuncio de que algo iba a tener que cambiar y yo creo que eso lo estamos viviendo en este momento”. Una artillería digna de recorrer Chile, pero que “de momento” se queda un una sala de teatro en Bellavista.

Las tres hermanas
Dirección: Víctor Carrasco
Dramaturgia: Antón Chéjov
Elenco: Manuela Oyarzún, Francisca Lewin, Mariana Loyola, Gloria Munchmayer, Daniela Lhorente, Andrés Céspedes, Edgardo Bruna, Francisco Pérez-Bannen, Diego Casanueva, Pablo Macaya, Tomás Vidiella, Juan Pablo Peragallo, Andrés Reyes, Emilio Edwards, Camila Garrido.
Compañía: RKO Fábrica de Sueños
Duración: 2 horas 30 mns.
Fecha: Del 3 al 14 de Enero
Lugar: Teatro Mori Bellavista (Constitución 183, Barrio Bellavista)
Horario: 21:00 hrs.
Precios: $5000 General. $3000 Estudiantes y Tercera Edad.

Víctor Carrasco se apropia de Chéjov y presenta uno de los imperdibles de Santiago a Mil

Antón Chéjov escribió “Las tres hermanas” en 1901. Más de cien años después la tomó Víctor Carrasco y decidió montarla en serio, completa, con todos los personajes y escenas. Según uno de sus actores, esta es una obra que le pellizcó “un poco el alma y el corazón y los huevos”. Una obra que junto a Paraíso, de Mauricio Celedón, abrirá el Festival Internacional Santiago a Mil 2009. Un verdadero lujo.


Carrasco se lo toma en serio. El director nacional quiso explorar el dolor, la derrota, la comedia y las contradicciones y complejidades de Antón Chéjov en su obra “Las tres hermanas”. Y el responsable de Hedda Gabler y Roberto Zucco, entre otras piezas, decidió que tomaría el texto original. Un ruso duro. Y lo tradujo especialmente para dirigir la pieza. Víctor Carrasco agarró con fuerza el desafío de montar –realmente- una obra del gran maestro que es Chéjov. El desafío de dejarlo respirar y dejarlo gritar sordamente por los fríos rincones de la Rusia de 1900. Carrasco decidió montar la obra completa, sin obviar párrafos ni borrar personajes. Sin mutilar la obra.

“Me parece que las traducciones no pueden tomarse y adaptarse, porque se cometen muchos errores; en ese sentido, creo que ser fiel al texto original es lo más importante”, explica el director.

La historia habla de tres hermanas que viven en una provincia de Rusia y quieren volver a Moscú. La obra habla del anhelo. Claro, el destino es fatal y la derrota se huele desde lejos. Pero los personajes engañan y hacen sufrir, y también reír. Luego, sin saber muy bien cómo, el espectador se da cuenta que el dolor le abrazó los huesos con unos dedos gruesos e inquietantemente helados.

Para lograr ese efecto y, antes que todo, que los protagonistas sean capaces de que la historia los posea por dos horas y media, Carrasco planteó un trabajo basado en las biografías de los actores. Algo así como una relectura implícita de los personajes por parte de los actores, para luego producir un efecto similar en aquel sujeto que pagó una entrada para estar sentado en el salón de la familia Prosórov.

“Lo que tratamos de hacer es acercar el texto a nosotros, no tratar de entender el texto como algo que hay que reconstruir, sino como algo que, supuestamente, manejamos internamente. Es como una relectura, una reinterpretación, pero desde un punto de vista personal”, dice Carrasco.

Así también lo entiende Francisco Pérez-Bannen, quien personifica al coronel Vershinin. “Lo que hace uno como actor es hacer resonar ese texto con la mayor verdad posible, entendiendo que uno se está pellizcando un poco el alma y el corazón y los huevos”, grafica el actor.

Y lo que más entiende Pérez-Bannen es la dimensión que logra esta pieza. Y porqué lo hace. El actor destaca la importancia que tiene el representar la obra completa, es decir, con todos sus personajes. Y con todos en escena. Se arma una especie de orgía visual y emocional, se consigue una energía que imbuye a los actores y al público en el salón de ese frío pueblo ruso.

“Son obras que no están para ser leídas, a pesar de su belleza, están para ser montadas y la obra brilla de una manera que sólo lo hace si está puesta en escena”, puntualiza el actor.

Con el avance de la obra y la profunda tristeza y desolación de los rostros en escena, es fácil olvidarse de que afuera del teatro el pavimento respira el calor del día. Y también es fácil darse cuenta de la perpetuidad de las emociones humanas. Y de porqué Chéjov es un maestro. “Es una oportunidad imperdible de ver esta obra montada así, con el texto íntegro y con todo el elenco de personajes”, finaliza el coronel Vershinin.

COORDENADAS
Título: Las tres hermanas (Drama en cuatro actos, versión completa)Dirección: Víctor Carrasco
Dramaturgia: Antón Chéjov
Elenco: Manuela Oyarzún, Francisca Lewin, Mariana Loyola, Gloria Munchmayer, Daniela Lhorente, Andrés Céspedes, Edgardo Bruna, Francisco Pérez-Bannen, Diego Casanueva, Cristián Carvajal, Tomás Vidiella, Juan Pablo Peragallo, Andrés Reyes, Emilio Edwards, Camila Garrido
Compañía: RKO Fábrica de Sueños
Duración: 2 horas y 30 minutosFecha: Del 3 al 14 de Enero
Lugar: Teatro Mori Bellavista (Constitución 183, Barrio Bellavista)
Horario: 21:00 horas
Precios: $5000 General. $3000 Estudiantes y Tercera Edad.